NOSOTROS

Un legado familiar…

La historia de la Cochería Boito e Hijos data de principios del 1900 cuando Vittorio Boito decide dejar Italia y migrar a la Argentina en busca de realizar sus sueños. Con veintiséis años de edad, inició el emprendimiento familiar que con más de 110 años de historia y cuatro generaciones, sigue vigente. Con carrozas a caballo europeas y muchas de ellas diseñadas especialmente a medida, fue pionero en la prestación de servicios Fúnebres en la región de Cuyo. Don Vittorio fue una suerte de cónsul ad honorem de Italia, que facilitaba la llegada de sus compatriotas dando alojamiento y ayudándolos a iniciar su nueva vida en Argentina.

Con el nacimiento de Dante y Alberto, hijos de Vittorio, la cochería se convirtió en Casa Boito e Hijos, en el mismo domicilio de Calle Emilio Civit y Cnel. Olascoaga, en aquel entonces, calles de tierra. Siempre fue una empresa de vanguardia y prestigio, no sólo por su excelencia en la prestación de servicio sino también por ser la primera casa fúnebre que trajo a Mendoza los vehículos, auto tipo carroza, tan usados hasta hoy en día por su elegancia.

Los hijos de Dante, Nilda y Victorio, continuaron con la tradición de la empresa familiar.

Muchas familias tradicionales de la provincia con gran renombre, así como otros personajes famosos han utilizado los servicios de Boito e Hijos desde hace más de un siglo, haciendo que esta empresa sea la más prestigiosa del rubro. Esta preferencia se debe a los años de experiencia que la respaldan y al prestigio bien ganado a través de las generaciones. Hoy en día,  con la cuarta generación activa, esta Casa Funeraria sigue teniendo como sede principal las oficinas de calle Olascoaga 1084 de ciudad, y además salas velatorias en calle Perú 2055 de ciudad.

La familia Boito está convencida que la única forma de publicidad en este rubro tan delicado es la buena atención y el compromiso de los miembros de la empresa. La estrategia para seguir en este rubro tan competitivo es mantener el prestigio y la excelencia en la prestación de sus servicios lograda por sus padres, abuelos y bisabuelos.  Actualmente sus esfuerzos se centran en la mejora continua del servicio, adaptando nuevas tecnologías a la prestación de los mismos y a los cambios de costumbre que se van produciendo en la sociedad.

MISIÓN

“Ser líderes en el mercado de Servicios Fúnebres, continuando con la trayectoria, apoyados en el respeto y profesionalismo de nuestra Gente, y la calidez de nuestros servicios.”

VISIÓN

“Ser el principal apoyo de la familia en el momento de la pérdida, brindando un servicio integral, para que puedan transitar lo más importante: despedir a su ser querido”.

NUESTROS VALORES

FAMILIA

Ser una empresa familiar nos compromete con nuestros clientes del mismo modo que a nosotros nos gustaría que nos ayuden frente a la pérdida de un ser querido.

RESPONSABILIDAD

Todos los miembros de la familia estamos preparados para enfrentar con inteligencia, esfuerzo, interés, creatividad y convencimiento las situaciones delicadas que se presentan en cada sepelio.

VOCACIÓN DE SERVICIO

Nuestra atención se centra en todo momento en rendir un homenaje a la vida del fallecido, esforzándonos por entregarle a su familia calidez y contención.

RESPETO

Nos proponemos continuamente escuchar y comprender a los demás. Evitamos prejuicios. Consideramos los reclamos y correcciones como oportunidades de mejora.